En el marco del proyecto Corfo donde se considera una componente de mentorías variables, Netmentora Chile desarrolló un programa especial orientado a un segmento algo diferente y más “tradicional” de empresas, pensando en conjunto con Fundación Emprender en cómo se debería estructurar esta oferta de manera de ser una herramienta eficiente y que aporta valor, tanto a los empresarios como a los mentores participantes. El resultado de este trabajo fue nuestro primer bootcamp de verano.

A raíz de un periodo de fuertes cambios en el entorno, muy exigentes y bien complejos sobre todo para empresas pymes, vimos oportuno reflexionar y trabajar sobre el propósito personal y empresarial, permitiéndole al empresario renovar y fortalecer la visión y líneas de dirección futura de su empresa vinculando a sus colaboradores y clientes con este propósito. 

Aprovechando el periodo de verano, se desarrolló un formato de programa “bootcamp” basado en la filosofía japonesa IKIGAI que significa “La razón de ser” . Esto se desarrolló por medio de sesiones grupales de traspaso de conocimientos, llamando a reflexionar y a realizarse preguntas respecto al propósito y objetivos a lograr para el año; esto fue reforzado por sesiones individuales de profundización con los mentores.

Objetivos

Definir y comunicar el propósito de la empresa de manera clara para alinear a los colaboradores, proveedores y clientes con esta nueva mirada generando una diferenciación mucho más potente. 

En este programa participaron 36 empresas y 22 mentores, con un total de 278 sesiones de mentoría realizadas durante el verano, permitiendo a los empresarios y los mentores conocer la filosofía del Ikigai y reconectarse con su propósito personal y empresarial, generando un vínculo diferente y mucho más cercano con sus socios, colaboradores, clientes y stakeholders.

Puedes conocer las reflexiones de los participantes aquí