«Los emprendedores chilenos son personas sencillas, acogedoras, generan comunidad y trabajan horizontalmente…»

dice Sergio Cardone Solari

El 25 de Noviembre de 2021, Sergio Cardone nos recibe en sus oficinas, acompañado por su hermano Rafael, mentor y socio de Netmentora desde sus inicios en 20217.

Recordando su viaje a Francia, donde conoció a la familia Mulliez y vio cómo funcionaba Réseau Entreprendre,  Sergio Cardone comenta lo importante que son organizaciones como Netmentora, por su metodología comprobada y orientada específicamente a personas emprendedoras para que puedan crecer con sus empresas .

A su vuelta de Francia, Sergio invitó a su hermano Rafael a unirse a Netmentora, porque consideraba que con su experiencia y historia de vida y trayectoria como empresario podía aportar un gran valor a los emprendedores que acompañan.

Según su apreciación, los emprendedores chilenos son personas sencillas, acogedoras, generan comunidad, son bastante horizontales, ágiles, lideran los encuentros.  Tienen una vocación natural que levanta barreras y facilita mucho la convocatoria de las personas.  “Entienden que trabajar con el propósito por delante, funciona” comenta Sergio Cardone.

Pregunta a Sergio Cardone:

Que le está faltando a Chile para acelerar el ecosistema emprendedor?

El gran «debe» de las empresas ha sido la desconexión, en la que muchos empresarios – por atender y vivir sus negocios fuera de Chile – se perdieron la oportunidad de conectar con lo que estaba pasando realmente dentro de Chile. Empezaron a sentirse importantes fuera, en otros países, pero cuando quisieron volver, el mundo aquí ya era otro. No tenían idea de lo que se vive en realidad…

Así nacen muchas organizaciones sin fines de lucro, en apoyo a distintas causas, que se crean para hacer de puente entre empresarios, que querían volver a conectarse con el mundo social y las necesidades de diversas comunidades. Cuando éstos dos mundos conversan, cambia la relación, la comunicación es otra, aparece la empatía y juntos hacemos que las cosas sucedan…

Imagínate lo que significa para una persona tener nuevamente la esperanza en que sí se puede!.  Lo más importante es que alguien CREA EN TI y te acompañe en el camino. Poco a poco, se establece un vínculo y tomas un compromiso que es imposible soltar.

Añade Sergio Cardone

Que opinas de organizaciones sin fines de lucro, que también están atravesando el «valle de la muerte»?

Hay más de 240 organizaciones sin fines de lucro que fueron fundadas por amor, y – como cualquier otra empresa – pasan por su propio valle de la muerte. Debemos convocar a personas claves para que funcionen, con responsabilidad y conciencia social, poniendo a disposición de la causa, un vehículo en el que se pueda transitar con propósitos comunes. Por otro lado, hay que entender que, para que la donación funcione, tiene que ser en respuesta al vínculo con el propósito al que se quiere servir.

Que te gustaría transmitirles al mundo empresarial para promover más el apoyo al emprendedor?

Hoy el camino es apoyar empresas con potencial y triple impacto.  Seguir adhiriendo compromisos de empresas grandes para acompañar a empresas conscientes, con impacto positivo, con un propósito que defina claramente cual es su aporte a la sociedad. Luego, la utilidad llega sola.   

Antiguamente, el objetivo de las empresas eran sobrevivir, pagar impuestos y crear empleos.  Eso hoy día, no es suficiente; es mucho más amplio, estamos insertos en una comunidad que genera valor, que te retribuye riqueza y tu a ellos.

Nadie sentía que la empresa tenía responsabilidad en el entorno de su comunidad, se asumía que esa responsabilidad era de gobierno. Hacerse cargo de tu entorno, genera una buena relación con la comunidad, se protegen mutuamente, es una relación win-win.

Dice Sergio Cardone

Pregunta a Sergio y Rafael Cardone:

Rafael Cardone


Cómo ven el recambio generacional y la retribución al país?

Rafael: El cambio ya está ocurriendo, y las nuevas generaciones vienen con un chip distinto. La sociedad va a evolucionando, de todas maneras, y se están desarrollando unas empresas increíbles.  Esta nueva generación hace empresas que valen mucho más que las empresas que crearon sus padres. Es una ola que no se puede parar. Desde la mirada social, las empresas en Chile, hacen hartas cosas que no las cuentan.  Que el bolsillo derecho no sepa lo que hace el bolsillo izquierdo… Noto además que los viejos están muchos más abiertos que antes, y los jóvenes vienen con una fuerza impresionante, son muy ágiles, vienen «reseteados», haciendo empresas extraordinarias. 

Sergio: De los jóvenes, un grupo suficientemente importante viene con una mirada social y medioambiental. 

Pregunta a Rafael: Cómo llegaste a Netmentora y qué es lo que más te ha inspirado a ser mentor?

Hace mucho tiempo, me di cuenta que gente profesional, pares míos de la universidad, personas que han surgido en sus vidas, les dan ganas y deseos de volver a la universidad, a hacer clases, como una forma de retribución a lo que ellos ya aprendieron.  Y eso siempre me llamó la atención, junto con la convicción de que uno siempre debía ser agradecido con lo que había logrado. Luego, me llamó mi hermano, quien sabiendo de las dificultades que atravesamos en las empresas, me invitó a formar parte de este acompañamiento empresarial.

Sergio siempre mira muy en el largo plazo, en los negocios siempre fue igual.  Y se dio cuenta que para ayudar a Chile había que hacer cosas como Netmentora, que eran importantes. Yo me enfoqué en que mis hijos sean un aporte a la sociedad:  había experimentado la importancia de aprender a ganarse la vida, a pasarlo mal y sobreponerse a eso.  Saber lo que es tener un mal jefe, para aprender  a ser buen jefe…

comenta Rafael Cardone

Rafael: Cuéntanos una experiencia de conexión con el emprendedor que te haya inspirado a seguir por esta senda de retribución.

A Netmentora llega mucha gente que quiere hacer las cosas bien, pero no saben cómo. Quieren aprender y necesitan de la visión estratégica de alguien que ya pasó por eso. Me ha llenado en el alma, más allá de acompañar a la persona, en la parte de la administración o balances, el haber podido intervenir en empresas familiares, donde hay que sentar las bases de la sociedad, para evitar problemas futuros y salvar la empresa. No son decisiones fáciles a las que se enfrenta muchas veces el emprendedor (que en el caso de una empresa familiar es aún más difícil, pues es el hermano, el padre, la madre, etc), pero en mi rol como mentor que me ha dado mucha satisfacción – y que va mucho más allá de una estrategia comercial, o resolver temas financieros, que cualquier persona lo puede hacer – ha sido poder dar luces, desde mi experiencia, de los potenciales costos de no tomar a tiempo buenas decisiones en problemas societarios o de herencia…. La importancia de lo que implica una sociedad en el largo plazo, puede salvar o no la empresa. 

Pregunta a Rafael:
Qué políticas público – privadas deberían existir para promover la participación de más empresas en el desarrollo del ecosistema emprendedor de Chile?

Para empezar, quien encarne el espíritu de cada organización debe ser una persona, ética y moralmente respetable, una persona de bien, que se haya desempeñado con éxito en el área que pretende desarrollar, en nuestro caso, los negocios. Una persona que, con todas las capacidades intelectuales, se «remangue la mangas» y manos a la obra…

El ecosistema en sí es potente, hay materia gris, gente preparada. Muchos mueren en el intento, pero me impresiona la gran calidad de emprendedores que hay. Esto es gracias a lo que hizo el país hace tantos años.

Qué mensaje le darías a esa generación?

Las crisis, desde que el mundo es mundo tiene 3 cosas seguras: un principio, un final y aprendizaje. Esto último, está lleno de solidaridad, creatividad, oportunidades. Crecer en la abundancia no es lo mejor para los ciclos de desarrollo de una persona y de un país. Antiguamente, salirte de una pega para tomarte una año sabático era sinónimo de no encontrar mas pega. Ahora hay que enfrentar que en los próximos dos años vengan un buen apretón de cinturón. Pero de ahí, según Rafael Cardone, saldrá nuevamente la unión, el trabajo en equipo y un nuevo ciclo donde se podrá percibir el valor de lo que somos, de lo que hacemos y de lo obtenido.

finaliza Rafael Cardone