María José Gutiérrez asumió como directora de Netmentora Chile en mayo de 2020, siendo directora de Fundación Emprender desde agosto de 2018. Gerente general del Grupo Educacional Tec y directora de empresas, nos concedió esta breve pero interesante entrevista.

María José Gutiérrez es ingeniero comercial de la Pontificia Universidad Católica con estudios de liderazgo y coaching. Posee amplia experiencia en educación, capacitación y emprendimiento en una carrera ejecutiva reconocida y premiada.

 

1. Claramente el liderazgo tiene una importancia fundamental para lograr alto desempeño de equipos. Cómo varía este atributo en épocas complejas y de crisis como las que vivimos? Qué factores privilegiar?

Estamos experimentando la crisis más profunda que nos ha tocado vivir como sociedad, tanto en lo humano, social, económico y laboral. La profunda inestabilidad de Chile y el mundo, se complejiza aún más dado que los cambios que se veían venir para los próximos 5 años, llegaron rápidamente para quedarse. Este escenario necesita liderazgos que combinen diferentes capacidades:

Liderazgos colaborativos, ya que una sola persona no es capaz de tener todas las respuestas a las interrogantes que requieren las empresas para poder avanzar, en escenarios en que no contamos con toda la información.

Liderazgos que inspiran confianza cuando hay que avanzar dando respuestas a interrogantes sin tener toda la información disponible.

Liderazgos con altas capacidades de innovación, flexibilidad y creatividad, para potenciar nuevos caminos dados los desafíos que se nos plantean.

Liderazgos que inspiran y convocan, para atraer y retener equipos comprometidos y capaces de combinar capacidades tácticas con miradas estratégicas y de largo plazo, sin perder el foco en el mercado y el valor que estamos generando y entregando.

 

2. Últimamente se valoran cada vez más las habilidades blandas. Sin embargo, la alta competitividad de los negocios obliga a ser muy rigurosos y eficientes. Cómo compatibilizar ambas realidades y mantener climas laborales armónicos?

Las habilidades blandas no son contrarias a la rigurosidad y la eficiencia, muy por el contrario, son necesarias para alcanzar altos niveles de competitividad en las empresas. Cada vez es más evidente que climas laborales armónicos potencian mejores resultados y estos son la base para poder proyectar el propósito de las empresas y mantener comprometidos en el tiempo a los equipos de trabajo.

 

3. En línea con lo anterior y pensando en las nuevas generaciones, cuál ha sido tu experiencia con el nuevo perfil de los profesionales actuales?

Considero extremadamente desafiante para quienes pertenecemos a mi generación trabajar con equipos jóvenes que requieren constantemente desafíos para comprometerse, empresas con propósitos que ellos hagan suyos para proyectarse en el largo plazo, y capacidad de cuestionar las decisiones que se plantean, lo que nos obliga a tener muy claras las razones que validan cada iniciativa.

Lo anterior hace cada vez más estratégico la razón de ser de una organización y a qué estamos aspirando, ya que, para las nuevas generaciones, el sentido de trascendencia en sus trabajos es un gran motivador y parte fundamental en la decisión de pertenecer a un proyecto específico.

Adicional a lo anterior, la capacidad de las nuevas generaciones de cuestionar diferentes paradigmas y enfocar las decisiones desde una mentalidad más flexible, innovadora y con la tecnología como parte de las variables en la resolución de los desafíos, transforman a los nuevos ejecutivos en piezas fundamentales para poder enfrentar la crisis actual tanto en el ámbito social, económico y enfrentar como oportunidades los múltiples cambios que estamos experimentando.

Por último, los que pertenecemos a esta generación tenemos la obligación de servir como bisagra entre la generación anterior, que aún está muy vigente en el mundo corporativo, y las nuevas generaciones, uniendo puntas muy necesarias para hacer que las cosas pasen.

 

4. Se dice que la pandemia del coronavirus adelantó en varios años la adopción de herramientas e-learning en todo el mundo. Cómo visualizas el futuro de este mercado en Chile?

El e-learning llegó hace varios años para quedarse; el coronavirus lo ha masificado como modalidad y ha permitido a miles de alumnos y cientos de instituciones de educación validarlo como forma de estudio. El gran desafío es introducir herramientas pedagógicas y tecnológicas que permitan enriquecer el proceso formativo, considerando la colaboración entre instituciones, docentes y alumnos.

 

5. Finalmente, en qué ámbitos o temáticas te gustaría aportar e involucrarte de manera especial en tu rol de directora de Netmentora y de Fundación Emprender?

Me ha tocado participar desde diferentes roles en varios procesos de emprendimiento, pudiendo constatar la gran dificultad que viven los empresarios y la necesidad constante de apoyo desde diferentes frentes. El propósito de Netmentora y Fundación Emprender es el acompañamiento empresarial a través de diferentes formatos que permiten apoyar al emprendedor desde necesidades asociadas a diferentes tipos de mentorías, capacitación y apoyo de pares.

La crisis económica y la contracción del mercado laboral, están haciendo crecer el emprendimiento y re-emprendimiento, donde ambas fundaciones tienen un importante rol, que deberán cumplir con una dosis de flexibilidad que permita enfrentar las diferentes necesidades del ecosistema emprendedor y la capacidad de escalabilidad sin perder su sello de calidad diferenciador. En ambos desafíos considero que la capacidad de innovar junto con el uso eficiente de la tecnología serán claves para alcanzar el propósito que nos hemos planteado. Espero ser un aporte en todos estos desafíos que enfrentaremos.