Angelo Aste y Marcelo Lobos son nuevos socios mentores de Netmentora. Con trayectorias distintas y complementarias son, respectivamente, director y socio fundador de 2talk, una consultora boutique

Angelo Aste es ingeniero civil industrial de la Universidad Católica de Valparaíso y MBA de la Universitat de Barcelona, España. Cuenta con más de doce años de experiencia liderando proyectos de empresas y equipos. Director de consultoría internacional con experiencia en Latinoamérica, Europa y África, con más de quince años de experiencia en inversiones en todo tipo de activos financieros. Por su parte, Marcelo Lobos es cientista político de la Universidad Católica de Chile, administrador público de la Universidad de Chile y magíster en administración del Instituto Universitario Ortega y Gasset, España. Asimismo, es coach certificado por la Professional Coaching Alliance. Posee más de quince años de experiencia a nivel local e internacional, liderando equipos y gestionando proyectos de mejora, innovadores y de alto impacto, en base al modelo de gestión por compromisos. Angelo y Marcelo son socios en 2talk, una consultora que lidera proyectos de cambio cultural en distintos tipos de organizaciones. Aprovechamos este espacio para presentar a estos dos nuevos mentores a través de esta entrevista:

Marcelo, como cientista político, dada la actual coyuntura nacional, ¿cuál sería su análisis breve de la situación país? ¿cómo ve su desenlace y los efectos de corto, mediano y largo plazo?

Creo que para todos esta experiencia ha sido golpeadora y ha generado un brusco cambio de interpretación sobre el país en que vivimos. La «normalidad» a la que estábamos acostumbrados aparece hoy como una realidad artificial que escondía necesidades y demandas no expresadas, las que explotaron de manera abrupta.

Cuando evaluamos lo que está sucediendo, ciertamente comprendemos las razones de las demandas sociales, las frustraciones y los temas pendientes, aún sin resolver. Si bien las demandas gozan de legitimidad, la forma de manifestación de algunos sectores ha ensuciado el objetivo y se ha perdido el foco. La violencia nunca será justificada. El costo para el país ha sido y será altísimo en este proceso. Menciono como ejemplos la polarización producida entre chilenos que afecta la convivencia, los efectos de la destrucción para las pymes y la economía nacional, la complejidad y envergadura de las soluciones (estructurales y algunas de largo aliento) y la incertitumbre internacional en relación a las inversiones en el país, que ha dejado de ser «referente de estabilidad económica» en Latinoamérica. A pesar del acuerdo político (para algunos histórico) que puso paños fríos en su momento e hizo que las demandas civilizadas (puestas por muchos chilenos en las calles) tuvieran como respuesta un proceso que se comienza a hacer cargo de las demandas, aún vivimos en tensión por la violencia. Sólo en la medida que recuperemos la seguridad pública, podremos centrarnos en el mediano plazo en la oportunidad de definir qué Constitución queremos con participación ciudadana. Finalmente, a largo plazo esperamos recuperar la paz, la confianza, el respeto y la estabilidad, ciertamente considerando la nueva «normalidad» sustentada en una nueva alma país, con mayor equidad social, para que el estallido social haya valido la pena.

Marcelo, con su formación de coach certificado. ¿Qué paralelo haría entre los roles de coach y de mentor?

Para cada rol, el foco es transformarse en un observador del otro y acompañar en una interacción con matices distintos.

  • Un coach busca potenciar ciertas habilidades y desarrollar objetivos en un plazo determinado
  • Un mentor procura acompañar al profesional durante un período de tiempo de largo plazo o la duración de un proyecto de largo aliento

Un coach se compromete a dar su mirada externa a lo que el propio observador visualiza. Gran parte del impulso del emprendedor tiene que ver con cómo es como persona, su fuerza, determinación y resiliencia (entre otras características). Es clave el estado de ánimo de ambición y poner siempre en este caminar los aciertos y errores desde un enfoque de experiencia de aprendizaje asociado a la persona. El aporte del coach va más orientado hacia la persona y no tiene que poseer conocimiento técnico o sobre un sector económico. La relación con el coachee está estructurada a través de trabajos y dinámicas de pedidos.

La relación con el mentor es personal y de alta disponibilidad, es recurrente y durará lo que ambos estimen necesario. Es clave el aporte de un conocimiento o un dominio técnico donde el mentor goce de experiencia validada. La relación con el mentor está basada en la confianza, en mucha conversación y escucha. El mentor busca que el aprendizaje del mentoreado se refleje en el avance y logro del proyecto.

Angelo, con su experiencia en áreas de retail y consumo masivo ¿Hay allí espacio para la innovación y oportunidades para los emprendedores chilenos? ¿Qué claves deberían considerar para lograr insertarse exitosamente?

Creo que siempre hay espacio para las ideas innovadoras, sobre todo aquellas que pongan a las personas en el centro. Y al hablar de personas, me refiero a todos los stakeholders que tiene una empresa: clientes, colaboradores, inversionistas, proveedores, etc. Y, enfocándonos en la experiencia del cliente, creo que en Chile tenemos muchos desafíos en esta materia. Las empresas que logren diferenciarse resolviendo algún dolor y entregando una experiencia excepcional, tienen altas probabilidades de ser exitosas. Tal es el caso de Cornershop, por ejemplo. Hace algún tiempo leí una entrevista de uno de sus fundadores quien decía que el rápido crecimiento de la plataforma se debió principalmente al buen trato, lo cual en nuestro país no es tan fácil de encontrar. Ellos buscaron cambiar este paradigma y ofrecer una experiencia excepcional, para lo cual centraron al cliente en todas sus decisiones.  Creo que este es el punto de partida. Puedes tener la mejor tecnología, pero si no pones a las personas en el centro, no podrás tener éxito, o al menos no uno a largo plazo. Siguiendo con el ejemplo de Cornershop, su éxito va mucho más allá de la tecnología. Porque si bien es clave que las plataformas funcionen perfectamente, ya que esto impacta en la experiencia de usuario, sin duda, lo fundamental es saber leer al cliente, entenderlo y proporcionarle la mejor experiencia de compra. Esa es la clave, a mi juicio.

Angelo, entendemos que le motiva el ámbito tecnológico, ¿Cuál sería su diagnóstico del nivel de innovación de las empresas tecnológicas surgidas en Chile? ¿El ecosistema nacional es favorable para este tipo de proyectos?

Creo que en Chile, estamos al debe en este tema. Así lo demuestran diversos estudios tales como el último Informe de Competitividad Global (ICG) 2019, en el cual Chile ocupa el puesto 33. Una de las categorías que mide este índice es Ecosistema de Innovación y es justamente en la que existen mayores debilidades, entre las que se encuentra la capacidad de innovación. Por otro lado, actualmente Chile invierte aproximadamente el 0,36% de su Producto Interno Bruto (PIB) en investigación y desarrollo (I+D). Esta cifra está bastante distante del total OECD (2,34%) e incluso de lo que hace Latinoamérica como región (0,7%). Por ello, no es de extrañar que hoy solo contemos con una empresa unicornio (Crystal Lagoons) y con otra en vías de serlo (Cornershop). Creo que el Gobierno ha dado pasos importantes como, por ejemplo, la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación. Pero aún hay mucho por hacer, no es suficiente y creo que promover la innovación es un trabajo que no sólo compete al Estado, sino a todos los actores de la sociedad: empresas, academia, sociedad civil, etc.

Angelo y Marcelo, recién incorporados en Netmentora tuvieron la posibilidad de participar en el Comité de Aceptación de Octavio Urzúa con Osoji y de Catalina Vorwerk con Sweetea. ¿Qué nos pueden comentar ambos de esta experiencia?

Marcelo: Sin duda que, desde mi perspectiva personal y laboral, el aprendizaje sucede en todo momento; por una parte, uno visualiza el esfuerzo y carrera contra todos los obstáculos que ha tenido que sopesar el emprendedor, con sus aciertos y errores, además de todas las cegueras que pueden haber tenido en algún momento; además de esa mirada, existe el compartir de otros mentores quienes traen otras distinciones y visiones producto de la historia y experiencia personal de cada uno. Cada aporte es muy enriquecedor y complementario a las ideas que se exponen, lo que muestra al emprendedor múltiples caminos y alternativas muy sugerentes de probar en pro del cumplimiento del propósito del proyecto. Para mí, haber participado de dos presentaciones de negocios prósperos, con emprendedores luchadores y con gran disposición a escuchar, sin duda que fue una experiencia grata, optimista y una gran fuente de inspiración

Angelo: Siempre es inspirador escuchar casos de emprendedores ya que en muchos casos son historias de esfuerzo, constancia, pasión, perseverancia, mucho trabajo, resiliencia e involucran a familias enteras. Si desde mi experiencia, puedo aportar a los emprendedores de Netmentora, para mí es muy gratificante. Soy un convencido de que en el ámbito laboral como en la vida en general el aprendizaje debe ser constante y a ello contribuye mucho el hecho de poder escuchar ideas, experiencias y opiniones de personas diversas.

 

¡Bienvenidos a Netmentora, Angelo y Marcelo!