Una delegación de Netmentora Chile (compuesta por Veronika Fischer, Raúl Troncoso, Andrés Pica y también Eric Sirven) participó en La Bienal de Réseau Entreprendre que se desarrolló en Bruselas con el lema “Architects of the Future” y contó con la asistencia de más de 1.200 personas entre miembros y premiados de Francia, Túnez, Marruecos, Senegal, España, Italia, Suiza y Chile. Raúl Troncoso nos relata sobre su experiencia…

En un ambiente único de alegría, camaradería y sentido del humor, 1.200 participantes de 120 asociaciones de 10 países participaron del encuentro de Réseau Entreprendre (creada por el empresario del norte de Francia André Mulliez), la primera red de acompañamiento de empresarios por parte de empresarios voluntarios, con la misión de desarrollar su potencial para crear empleo y ayudarlos a llevar a cabo con éxito la creación, recuperación o expansión de sus empresas.

La organización, excelente!, estuvo bajo la conducción de las asociaciones belgas, y tuvo lugar en un gran espacio de encuentro en la cosmopolita ciudad de Bruselas que reúne el corazón de las instituciones de la Comunidad Europea. Netmentora Chile es una de las tres asociaciones de habla hispana. Las otras dos están en Barcelona y en Madrid.

La internacionalización en el marco de la comunidad europea fue una parte inicial del encuentro. Posteriormente, y como eje central, asumió la conducción el matemático y filósofo belga Luc de Brabendere, asociado al BCG y que enseña en la escuela de negocios de la Universidad de Lovaina. En su libro “Pensamiento mágico, pensamiento lógico”, distribuido a los participantes, señala: Cuando hablamos de “creatividad”, ¿de qué hablamos? ¿De aquello que “sale de los marcos establecidos”? ¿Son estereotipos e ideas recibidas? Se trata entonces, que para ser creativo ¿se necesita pensar fuera de contexto? Dice: No! En realidad, la creatividad tiene como base el pensamiento riguroso, una lógica! Todo el arte consiste en…concebir los nuevos marcos de pensamiento, para que sean capaces de hacer emerger ese instante mágico de la creatividad.

Destacó que el cambio hoy se puede contextualizar en dos grandes temas: la información y la materia. Respecto de la INFORMACIÓN, ésta en el siglo pasado era finita y no estaba disponible para todos, hoy en cambio es infinita y sí está disponible para la mayoría. Y la MATERIA O LO MATERIAL que antes era infinito, y era posible utilizarlos sin limites, hoy, a partir de la nueva conciencia del desarrollo sustentable, es finita, tiene un límite.

El switch de esta nueva era es entonces otro. Los seres humanos en general somos conservadores y no nos gusta el cambio, sin embargo ahora el diseño o co-diseño es una auténtica revolución que genera nuevos ganadores en el ámbito empresarial. Para desarrollar esta idea de nueva conciencia invitó a varios expositores. Por una parte, varios arquitectos reconocidos en Europa por sus diseños y construcciones innovadoras y, por otra, personas pioneras que trabajan en la punta del desarrollo de la inteligencia artificial.

Los arquitectos dieron testimonio de sus diseños creativos e innovadores, usando materiales más livianos, metales, energías sustentables y aprovechando la luz del sol, el reciclaje del agua, y otros, de manera de hacerse cargo de la materialidad finita que destacó Luc. A su vez, los desarrolladores de inteligencia artificial, mostraron ejemplos de aplicaciones en emprendimientos de granjas urbanas en base a la acuaponía con sistemas de producción sostenible de plantas y peces, que combina la acuicultura tradicional con la hidroponía, en el cultivo de plantas en agua en un medio ambiente simbiótico. O aplicaciones en la salud mediante gemelos digitales para la curación de heridas. Ambos, arquitectos y tecnólogos, dieron testimonio de nuevos cruces entre estas dos realidades de información infinita y materialidad finita, que permiten inspirar nuevas soluciones y emprendimientos actuales.

Reflexionó sobre los nuevos procesos de enseñanza-aprendizaje y el rol creciente de la solidaridad humana a escala local y planetaria. Destacó los formatos colaborativos y el trabajo en equipo a partir de relaciones interpersonales de calidad, como las que se encuentran en Réseau Entreprendre / Netmentora y que superan el individualismo egocéntrico del pasado. Puso énfasis en una nueva “agilidad en el aprendizaje” y aprovechar las nuevas escalas globales para superar desigualdades.

Al finalizar destacó 4 valores claros: a) Audacia para abordar los cambios, b) Estar atento a “ti mismo” y a los demás stakeholders de cada proyecto, c) Actuar colaborativamente, reuniendo aliados para abordar soluciones sustentantes, y d) Diversidad, reuniendo vínculos y aprovechando lo digital.

Como síntesis, podría resumir estas ideas en que los empresarios del siglo XXI estamos invitados a superarnos y llegar a ser Articuladores – Conectores, para liderar a través de la colaboración, la creatividad colectiva y la flexibilidad personal. ¿Cuál es tu norte? ¿Cuál es la razón de ser de tu empresa? ¿Cuáles son tus convicciones? ¿Qué quieres ofrecer al mundo? No se trata de lo que hacemos, sino de la razón por la cual hacemos lo que hacemos.