Con 12 años de existencia, Max Denegri se ha posicionado en el mundo del calzado, logrando lo que ninguna marca de zapatos ha alcanzado: vender confianza y seguridad.

Cuando preguntamos qué hace única a esta empresa, Rodrigo Lama, su Gerente General responde que Max Denegri vende un concepto, no zapatos. “Nosotros atacamos una necesidad básica que encontramos en el mercado chileno y latinoamericano, en cuanto a la altura en el hombre, quien tiene los mismos complejos con la estatura. Por lo que desarrollamos un concepto de influir en el desarrollo de zapato para darle 7 centímetros más de altura, reforzando directamente en la autoestima y la confianza de nuestros clientes”, comenta.

Esta empresa que lleva 12 años en el mercado chileno, sufrió una restructuración importante el 2015, fecha desde la cual han logrado un gran desarrollo y un incremento exponencial en las ventas y en los canales de distribución, llegando a varios lugares del mundo, entre ellos México donde se unió un importante socio capitalista que abrió las puertas a este nuevo mercado, con tiendas propias y e-commerce.

“Los zapatos producen una sensación especial. La persona que los utiliza se siente más alta, más cómoda y segura. Por ende nosotros atacamos a una necesidad básica: la autoestima. Vendemos confianza y esto hace que nuestro producto sea único en el mercado chileno y latinoamericano”, afirma Lama, quien junto a su socio Felipe Moreno, se presentan frente al Comité de Aceptación de Netmentora Chile para ver si se suman a la lista de premiados.

Durante estos últimos años, Lama comenta que han invertido mucho en nuevas tecnologías para mejorar el diseño de sus líneas de zapatos, buscando ir con la tendencia y calidad de lo que ofrece el mercado; y eso lo lograron asociándose comercialmente con proveedores y fabricantes en Brasil.

En ese sentido se dieron varios cambios en esta nueva etapa, entre ellas contar con un equipo profesional, cambiar el modelo de negocio, e implementar tecnología. “Hoy abrimos nuestro propio e- commerce que canaliza el 30% de nuestras ventas, lo que se ha transformado en un logro bastante importante. Parte importante de nuestra inversión se ha canalizado por este medio, lo que ha traído muy buenos resultados al igual que el marketplace donde hemos encontrado un espacio interesante para nuestros productos. A esto sumamos el cambio de nuestra imagen corporativa, del slogan y el concepto que ha sido fundamental para entrar a estos nuevos mercados, haciéndonos más atractivos para el retail”, argumenta el Gerente General.

Dentro de los desafíos que se vienen para la empresa, está México como uno de las próximas metas en juego. “Es un mercado bien competitivo, con potencial inmenso para nosotros, por el tipo de comportamiento de consumo online que tienen los mexicanos, muy similar a los norteamericanos”.

¿Cómo llegó Netmentora en todo este proceso de la empresa?

En este proceso de reestructuración nos encontramos con Netmentora, mientras buscábamos alternativas que nos permitieran obtener apoyo empresarial. Recuerdo que escribí un correo tratando de explicar de la mejor manera posible lo que hacíamos y que nuestro producto ofrecía un concepto innovador y único; pero por sobre todo, me traté de enfocar en nuestro modelo de negocio que por detrás es muy tecnológico, en términos logísticos y distribución.

Al poco tiempo, ambos socios enfrentaron el primer speech, donde tras una gran presentación, Max Denegri quedó seleccionada para avanzar a la siguiente fase. “El acompañamiento que hemos recibido durante todo este proceso ha sido muy valioso. En su primera etapa, el tiempo dedicado por nuestro mentor Eduardo Steffens y luego Andrés Pica ha sido muy enriquecedor. Así como también el acompañamiento que realiza  KPMG que nos ayudó muchísimo a modelar hacia el futuro. También me han apoyado con ciertas decisiones importantes. Un equipo súper profesional, que sabe muchísimo y con mucha experiencia para compartir, que está a tu disposición y la de tu empresa. Estamos super contentos con lo que hemos vivido con Netmentora”.

¿Cuáles son las proyecciones que se vienen para su empresa?

En relación a lo que estamos desarrollando en Chile, deseamos seguir creciendo en los canales online como marketplace;  seguir madurando estos espacios de venta, sobre todo con la llegada de Amazon a nuestro país. También estamos en conversaciones para entrar en algunos canales del retail  y entrar en tiendas con nuestro producto físico; y por otro lado abrir tiendas físicas bajo el modelo de franquicias en un plan de 3 a 4 años.

¿Y en el ámbito internacional?

En el ámbito internacional, en México ya tenemos nuestro propio e-commerce y una tienda física instalada en el Centro Comercial Santa Fe en la Ciudad de México, que nos ha permitido posicionar nuestra marca muy bien. Este mes montamos nuestra tienda en Amazon México, Estados Unidos y Canadá. También la idea es madurar el canal del retail que está funcionando hace muy poco a través de Liverpool que es el equivalente a Falabella en Chile, y que a partir del próximo mes estarán nuestros productos vendiéndose a través de ese canal. La idea es que de aquí a 4 años más podamos tener operaciones en Perú, Colombia y Estados Unidos. Actualmente hay muchos inversionistas pero esto se va a ir dando en el tiempo y estemos en las circunstancias correctas.