Panam y Pomponette, llegó a Chile para instalar un nuevo concepto: el pan francés artesanal. Hoy, esta singular empresa de exportación, pasa a ser uno de los nuevos emprendimientos premiados de NetMentora Chile.

 

Cuando Veronique de Laforcade y Pierre Picou, decidieron buscar nuevos horizontes, el rubro que los traería a Chile sería nada menos que: el pan francés. Una decisión determinante que llevó meses en madurar y que fue estudiada paso a paso por esta pareja de franceses. “Pensamos que Francia tenía mucha fama en el extranjero, y hemos buscado cual rubro representaba la calidad del trabajo francés, y pensamos en la gastronomía y el pan”,  cuenta Veronique, “Y decidimos por el pan. Para lograrlo, Pierre comenzó a capacitarse en el rubro del pan, practicando en panaderías francesas, y yo me enfoque en la capacitación de equipos de ventas”.

Esta planificación estratégica en torno al negocio, que los llevó a instalarse en Chile, tras ver tres opciones de posibles países en Latinoamérica, fue una de las variantes que más llamó la atención al equipo de aceptación de NetMentora Chile para ver en ellos, un gran emprendimiento para apoyar. A lo que Veronique comenta, “Chile nos gustó mucho finalmente, por su geografía, por su cultura y tenía también una historia con el pan muy fuerte desde siempre y vimos que era un lugar donde podríamos aterrizar con nuestro proyecto”.

Tras abrir su primera panadería Panam y Pomponette en diciembre de 2015 en la zona de Chicureo, el apoyo de NetMentora Chile fue fundamental en esta primera etapa. Veronique comenta que  fue vital la mentoría que se recibió desde el primer día. “Nos ayudaron con nuestro Business Plan, que a pesar de que llevábamos poco tiempo, nos fue realmente útil, sobre todo para este primer año y medio que fue muy difícil”. Para ellos, el apoyo recibido fue realmente excepcional y muy útil. “El tener gente con competencias que nos puedan aportar con sus conocimientos y orientar es muy bueno

Para ellos el apoyo de NetMentora Chile, les permitió enfocar su oferta y así también generar empleos ajustados a su capacidad y necesidad. Actualmente, comentan que, han logrado aumentar sus ventas en un 50% y sumar 3 personas en su reclutamiento.

 

¿Ustedes recomendarías el proceso?

Totalmente. Pese a que es bastante trabajo y dedicación de tiempo, finalmente tiene un resultado y un apoyo de vuelta que no tiene precio. Al principio a mi me parecía mucho tiempo, sobre todo en este etapa de la empresa que requiere toda tu dedicación;  pero fue vital para nuestro negocio el darnos el tiempo para hablar y reflexionar sobre nuestro emprendimiento con personas competentes que le dan sentido a tus ideas.